7 Pasos para crear un programa de desarrollo con éxito

En los últimos años dedico cada vez más tiempo al diseño y ejecución de programas formativos corporativo, y me doy cuenta que hay varios aspectos que siempre tengo en cuenta cuando los estoy elaborando. Los comparto contigo por si te ves preparando un programa de desarrollo de habilidades en los próximos meses y esto te ayuda:

Paso 1

¿Por dónde empezar?

Haz un análisis de necesidades, centrado en identificar los problemas que quieres resolver, entender en detalle qué se ha intentado y no ha funcionado y testear ideas sobre qué tipo de solución es la que mejor encajaría con la situación actual. Es importante evitar comenzar por la solución, por ejemplo “lo que necesito es un training de productividad”, puesto que en muchas ocasiones el problema no se va a resolver sólo con training. Comenzar por identificar cual es el problema, que comportamientos y acciones quieren verse/evitarse, quienes deberían estar implicados en la solución, de que recursos disponemos para la solución, etc. Toda esta información te ayudará a definir la mejor solución. Este análisis lo puedes hacer con entrevistas a personas clave de la compañía, o focus groups de personas involucradas/afectadas por los problemas identificados.

Paso 2

 Crea continuos link a la estrategia

Una vez detectadas las necesidades, elabora un listado de habilidades y conocimiento a desarrollar y prueba qué opciones de programas en base a duración, contenido, grupos de participantes, etc podrías ejecutar. Conecta el listado de competencias, habilidades o conocimiento con puntos clave de la estrategia. Es importante asegurarte que creas valor constantemente a lo largo de las sesiones. En cada acción formativa, crea la conexión de la temática con la consecución de la estrategia, de esta forma además de crear valor e interés en el contenido, fomentas el sentido de responsabilidad y ownership de los participantes de cara a lograr mejores resultados.

Paso 3

Sesiones enfocadas a la acción

Diseñad las sesiones para que sean muy prácticas. Esto que es tan obvio, luego en la realidad no ocurre. He estado en miles de sesiones donde morimos de aburrimiento mirando slides de powerpoint  cargadas de texto. Los tiempos han cambiado y ahora todo formador que se precie ya hace sesiones participativas…pero no siempre enfocadas a la acción. Cada acción formativa que se realice dentro del programa debe tener sus objetivos  definidos vinculados a acciones que deben llevarse a cabo. Si seguimos la regla del 70/20/10, nuestro 10% que serán las formaciones deben ir de la mano con lo que luego los participantes tendrán que poner en práctica en su lugar de trabajo y en su día a día, que es este 70% de su aprendizaje.

Paso 4

Agrega valor con Mentorías

Conectado con la regla del 70/20/10, otro aspecto que logra asentar los aprendizajes del programa son las mentorías. Esto tiene doble impacto, por un lado el participante aprende de otra persona que además ya tiene una experiencia previa y un conocimiento en el tema, y por otro lado, consigues involucrar a las personas más seniors de tu organización para que den apoyo al programa. Contribuyes así a establecer conexiones y canales para compartir información y conocimiento, creando una cultura aún más colaborativa.

Paso 5

Acompáñalo de Sponsors

Conectado con el punto anterior, considero imprescindible contar con Sponsors del programa. Idealmente el CEO y su primera línea, puesto que éstos son los que van a facilitar la participación en el programa, el espacio y tiempo para que el participante desarrolle sus nuevos aprendizajes, la búsqueda de nuevas oportunidades de desarrollo, el feedback, etc. Para hacer esto, involúcralos desde el principio, hazlos parte del análisis de necesidades, vincula los objetivos del programa con los objetivos estratégicos, que se entienda cuál será el ROI. Además, puedes invitarlos a ser parte del programa,  quizás involucrados en alguna actividad del programa donde tengan que venir a aportar su experiencia, como panel de evaluación de proyectos, en la sesión de presentación del programa, etc.

Paso 6

Decide la cadencia más adecuada

Busca un buen balance entre conseguir resultados a corto plazo y dejar tiempo para que el aprendizaje se asiente y se den las oportunidades de poner en práctica lo aprendido. Es decir, la cadencia de las sesiones es importante, dejando así suficiente tiempo entre sesiones para poner en práctica lo aprendido, y por otro lado no dejar demasiado tiempo entre sesiones porque la motivación e interés de los participantes disminuye. Evita la tentación de hacerlo demasiado intensivo para buscar los resultados antes, en general, el participante necesita tiempo para asentar el aprendizaje. En base a mi experiencia, entre dos y tres semanas entre sesión y sesión suele funcionar bastante bien.

Paso 7

Trabaja con diferentes expertos para las diferentes sesiones

Tener variedad de formadores, ya sean internos y externos crea dinamismo y ayuda a mantener el interés por las temáticas.  Idealmente podrías traer expertos internos, que tengan interés y conocimiento en la materia y compromiso con el desarrollo del talento de la organización. Esta apuesta cros-departamental también te ayuda a situar el programa de una forma colaborativa y conseguir incluso más sponsors. Si apuestas por esta opción, asegúrate que hay una persona que ayuda a hilar todas las sesiones y crear coherencia entre ellas.

Y tengo muchas más sugerencias, pero por ahora estas son las que comparto para no alargarme demasiado, me dejo otras cuantas tips para próximos post.

¿Habéis probado estos puntos ya? ¿Hay alguno más que añadiríais en base a vuestra experiencia?

Dejar un comentario